5 maneras de reducir el Coste Total de Propiedad (TCO) de sus sistemas EAS

31/10/2016
5 maneras de reducir el Coste Total de Propiedad (TCO) de sus sistemas EAS

 ¡¡Bienvenid@ a nuestro blog!! Hoy inauguramos esta sección en la que nos gustaría compartir contigo todas aquellas noticias y novedades relacionadas con los sistemas antihurto para tiendas. A lo largo de los diferentes artículos que aquí publicaremos, te pondremos al día de todo lo que acontece en este sector profesional en el que contamos con más de 20 años de experiencia.

Y para comenzar esta andadura nos gustaría hablarte de uno de los factores que más peso tienen a la hora de invertir en un nuevo sistema antihurto (EAS): la propiedad de la solución particular.

El coste total de propiedad o Total Cost of Ownership (TCO) ha referencia al coste total que tendrá ese sistema durante toda su vida útil. Incluye el precio de compra más los costes de operación como la instalación, servicio y mantenimiento futuro.

Las impresoras son un gran ejemplo para explicar el TCO. El precio de ciertas impresoras es muy bajo, pero durante su vida útil, necesitan X cartuchos de tinta, teniendo cada uno de ellos un coste similar al de la propia impresora. Por eso, para calcular el coste total de propiedad de esa impresora, habría que conocer el coste de X cartuchos de tinta más el coste de compra de la misma.

Por este motivo, al elegir entre diferentes soluciones de prevención de pérdidas, además del precio del artículo deben ser tenidos en cuenta esos costes adicionales que incurran en el tiempo. En última instancia cada decisión financiera se reduce a asegurar el menor coste total de propiedad (TCO) y garantizar el mayor rendimiento posible de la inversión (ROI).

Existen varios enfoques que se pueden considerar para lograr esto, tal y como te vamos a contar a continuación.

<style="color: #ff9900>1. Reducir el Coste Total de Propiedad del Sistema Antihurto<style="color: #ff9900>

Ni todas las tiendas venden el mismo tipo de producto, ni existe una ubicación similar a otra ni todas tienen el mismo riesgo de hurto. Por lo tanto, cada punto de venta necesita diferentes niveles de protección.

Para maximizar el retorno de la inversión para cada tienda, es recomendable segmentar las tiendas en tres categorías y equipar cada una en función del nivel de seguridad que necesita:

  1. Tiendas de alto riesgo, con un alto porcentaje de productos “calientes”, tienen un alto riesgo de robo debido a la ubicación por lo que necesitan una protección superior a la media o tiendas de bajo riesgo.
  2. Tiendas de riesgo medio, están en un lugar de menor riesgo, pero llevan un porcentaje relativamente alto de productos “calientes”. Si bien los niveles de pérdida desconocida están muy lejos de los niveles de tiendas de alto riesgo, todavía necesitan una protección significativa.
  3. Tiendas de bajo riesgo, con una pérdida desconocida baja, pero existente. Aquí es necesario elegir el equipo básico necesario para el riesgo de hurto en las tiendas. El retorno de la inversión se basa en la reducción de su pérdida desconocida combinándolo con el etiquetado en origen, del cual las otras tiendas también se beneficiarán.

Después de clasificar el riesgo en sus puntos de venta, se puede asignar según estos niveles una solución de prevención de pérdida particular para que coincida con el nivel de protección necesaria. Para las tiendas de bajo riesgo, esto podría significar la instalación de una antena como elemento disuasorio en combinación con desactivadores inteligentes.

2. Menor inversión inicial

Los costes de inversión iniciales son sólo una parte del coste total de propiedad de los sistemas antihurto, y consisten en la inversión inicial que requiere la solución de prevención de pérdida elegida, y lo normal, es que represente una gran parte de la inversión./p>

Pero ese valor se puede reducir a través de:

  • - Un enfoque por niveles (como te describimos en el punto anterior)
  • - Reducción de costes de transporte debido a la consolidación de sus esfuerzos de etiquetado desde origen y distribución.
  • - Alimentación a través de Ethernet elimina la necesidad de instalación eléctrica (adecuado para las grandes cadenas de tiendas que pueden ahorrar fácilmente cientos de miles de euros)

3. Mantenimiento, servicio y garantía

Los mayores costes recurrentes de los sistemas antihurto para tiendas son el mantenimiento, servicio y garantía. Sin embargo, hay algunos ahorros considerables si se elige una solución que ofrece conectividad en línea, administración remota de los arcos de seguridad y controles de salud internos de los sistemas instalados.

  • - Eliminar la necesidad de mantenimiento preventivo (por ejemplo, controles anuales de salud).
  • - La reducción de las llamadas de asistencia técnica en un 70% a través de mantenimiento en línea al contratar el servicio a distancia por control remoto puede resolver la mayoría de problemas y se ahorra el coste del desplazamiento y coordinación de reparaciones en el punto de venta.
  • - Garantía extendida - busque una opción para ampliar su garantía y siempre que sea posible para cubrir eventuales problemas.

4. Etiquetado en origen

Los otros costes variables son la etiqueta y los costes del etiquetado en origen. Dependiendo de cuál sea la solución elegida, es importante prestar atención a la forma de etiquetar. Considerar la posibilidad de asociarse con su proveedor de prevención de pérdidas reduce los costes de etiquetar al poder implantar así, un etiquetado en origen.

  • - Aprovechar el "efecto de halo" ya que los clientes generalmente no saben qué productos están protegidos y cuáles no. De esta manera, se puede limitar el número de productos a proteger.
  • - Etiquetado en origen de los artículos de valor y hurto alto no sólo asegura que estos artículos estén protegidos, pero también es considerablemente más barato que el etiquetado manual en el punto de venta.
  • - Utilizar sólo las mejores etiquetas de calidad en lo que respecta a la detección y/o desactivación de las mismas para que pueda garantizar la máxima protección.

 

5. Trayectoria futura actualización a RFID

Nuestros sistemas antihurto Nedap RF se pueden actualizar de forma fácil y rentable a la tecnología  RFID mediante la colocación de un simple kit. Cuando esté listo, tu establecimiento contará con una antena EAS-RFID. Además, es importante recordar que la decisión de actualizar a RFID no debe ser pospuesta debido a razones financieras ya que el RFID no es un sistema más caro, siempre que se elija la compañía y antenas más adecuadas.

Consejo extra: Vida útil de los sistemas NEDAP

Ya que el TCO se calcula sobre la totalidad de la vida útil de los sistemas antihurto se debe optar por aquellas soluciones que hayan demostrado una esperanza de vida útil prolongada, por ejemplo, en STC Spain apostamos por los sistemas Nedap, que tienen un ciclo de media medio de más de 10 años.

 

Xavi García

Socio-director

Artículos relacionados